Salve

Canta el cuervo

en el acantilado

sin ser invitado.

Trompetas enfurecidas

hacen su sonora llamada

y nieva.

Te busco entre la multitud

y no saludo a nadie

me sonríes.

Busco tu mano

quiero echar a correr

tus tacones mandan.

Cargo con tu ser

me honra tenerte

sana es la locura…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s