Psicofonía

Analizo

lo que grabando

me sugiere en vivo

lo que no es visible.

Una voz no física

que se cuela en mi grabación

para decirme

vete de mi habitación.

Está oscuro

nada se puede ver

la voz se intensifica tengo miedo

a lo que pueda aparecer.

Y se enciende una luz

y una señora me grita muy alto

¡sal de mi cama majadero!

¡voy a llamar a los Geos!.

Todavía no me he enterado…

Que hace el cerebro

cuando el día no es de nada

y no sabes si pelar patatas

o tirarte por la ventana.

La desidia del langostino navideño

es no llegar al veinticuatro

más que nada para evitarte a toda costa

que el colesterol no te mate.

No soy alto ni bajo

ni ancho ni delgado en mi espejo

la movida es la causa del pensamiento

mientras pienso en cocer cangrejos.

Y yo quería espabilar

pero me encontré con una edad de peaje

donde ni tiras para atrás ni para adelante

y ni siquiera para nada ya vales…

Excitación

Llevo un trozo de mi tierra

en mis venas llena de testimonios

de aquellos que murieron sin vivir

más allá de las largas sombras.

Desde el escepticismo sin promesas

escuche a cada uno de ellos

siendo pragmático con las supersticiones

separando las ánimas de los sueños.

Y pude entenderme con todos ellos

hacer de mis pensamientos fúnebres

la luz que con anhelos ellos buscan cada día

como una tradición heredada como una romería.

De manera amenazante entendí mi propio muro

ese que retorcido se elevaba como un árbol

no dejándome entender mi evidencia más clara

los escuchaba porque yo también soy uno de ellos…

El paseo

Reina me regala

los paseos por la Dehesa Boyal

sin llevarme de la mano

dejándome jugar libremente.

Saltando de alegría

como un saltamontes en la hierba

disfrutando como un payaso

de las risas al aire libre.

Me deja serpentear

por los senderos de tierra seca

incluso sin darme cuenta

salgo un poco a la carretera.

Reina me da una vuelta

si me porto bien con ella

incluso si no le leo el pensamiento

me deja sin correa.