.Y. – Nuestro amor – .Y.

Me seduces con tu mirada

al explicarme tu manera de sentir,

siembras tus caricias en mi piel

y siento tu electricidad en todo mi ser.

Abro mi corazón a tus besos

mientras te susurro lo que por ti siento,

sonríes y me abrazas con cariño

has conseguido hacerme feliz.

Contigo tengo esa complicidad

de dos amantes encontrándose por primera vez,

suspirando sus cuerpos

olvidándose del tiempo por un momento.

Diciéndote que te quiero sin hablar

en el encuentro de mis labios con los tuyos,

sabiendo que cada segundo juntos

nos unimos cada vez más.

Magia

Tu eres

el viento que me mece,

me desnudas

y te haces parte de mi.

Te grito

y me hipnotizas,

me susurras en besos

tus deseos.

Me desarmas

con tus sueños juntos,

te conviertes

en mi ángel de la guarda.

Te amo

y sacas tu mejor sonrisa,

te quiero

y me lanzas un beso. . .

Te quiero porque…

Te quiero

porque eres lo más hermoso

que he tenido en mis brazos

a la que he besado.

Te quiero

porque me levantas una sonrisa

sabes secar mis lágrimas con una caricia

devolverme la ilusión por la vida.

Te quiero

porque los dos nos parecemos tanto

compartimos las mismas ilusiones

nos deseamos.

Te quiero

porque todo tu ser llama al mío

porque tenemos la necesidad de estar juntos

de amarnos para siempre.

Polvo cósmico

Me muero por besar tus labios

esos que como galaxia cercana

emiten señales que calientan

que me llenan mi apagado corazón.

Como un destello admiro tu ser

pensamientos con patrones claros

de tu inteligencia agradable y tierna

de una seducción tremenda.

Y creo en tu sonrisa, como estrella fugaz

que recorre todo mi cuerpo y lo envuelve

que me produce sensaciones únicas

me vuelve a llevar a una juventud perdida.

Pero en ese espacio que nos rodea

a años luz de lo que pudiese ofrecerte

y siendo el más débil de los dos te  diría

déjame ser tu Vía Láctea.