.Y. – Nuestro amor – .Y.

Me seduces con tu mirada

al explicarme tu manera de sentir,

siembras tus caricias en mi piel

y siento tu electricidad en todo mi ser.

Abro mi corazón a tus besos

mientras te susurro lo que por ti siento,

sonríes y me abrazas con cariño

has conseguido hacerme feliz.

Contigo tengo esa complicidad

de dos amantes encontrándose por primera vez,

suspirando sus cuerpos

olvidándose del tiempo por un momento.

Diciéndote que te quiero sin hablar

en el encuentro de mis labios con los tuyos,

sabiendo que cada segundo juntos

nos unimos cada vez más.

Mujer de ojos grandes

Me gustaría acariciar tu rostro

sentir tus manos en el mío

poderte besar los labios y decirte

mirándote a los ojos TE QUIERO.

Los dos compartimos pasiones

tus palabras son mi pan de cada día

las mías oscuras y profundas

buscan tú luz que las guíe.

Me encanta verte sonreír

me produce una enorme felicidad

saber que aún puedo hacer

latir a un enorme corazón me da paz.

Quizás sea un atrevido por pensar y decir

que te siento como un alma gemela

de esas a las que le entregas todo tu amor

y puedes llamar con cariño compañera.

 

 

 

 

Yo quiero… ¿tú?

Me tiemblas

en los muslos

en las pupilas

entre todo.

Me rescatas

caricia en mano

lengua con lengua

a pura piel.

Enterneces

mis olvidados orgasmos

la palabra te quiero

susurrar mi nombre

Amarse

porque es natural

porque sale de dentro

sin complicaciones.

Te espero Yos…

Te espero en nuestro rincón

donde juntábamos palomitas de maíz

y hacíamos dibujos del uno y del otro

siempre fundidos en un beso.

Te espero con el amor verdadero

ese que lleva el corazón de la sinceridad

donde jamás debemos abandonar

y ser todos los días constantes.

Te espero en mis últimos días

como te esperé en los primeros al conocernos

con la misma mirada tierna y agradecida

con la misma sonrisa cómplice.

Te espero más allá de lo terrenal

sigo creyendo que lo nuestro es inmortal

y por eso te espero como tu lo haces

más allá del cielo más allá de todo esto…