Una estrella llamada Ana

Que dulce es tu mirada

mi querida Ana

a pesar de los planetas

que nos separan.

Que bonito es tu verbo

cuando describes galaxias

esas que vas encontrado

buscándome a mi.

Que cálido es el regreso

a tu sistema solar preferido

allí donde el sol

habla de nuestro pasado.

Que fuente de la vida

te otorgó la juventud divina

esa que te hace proseguir

incluso cuando duermes.

Escribo para ti.

Cada vez que te siento

como caricia compartida, te quiero

en el futuro que nos aguarda

más allá de las leyendas.

En ese lugar donde somos fuertes

y la música es la nuestra

como navegar por mar abierto

donde estás cerca de todos lados.

Como ese beso no pedido

que nace a la vez de los dos

coordenadas de nuestros corazones

que se llaman en silencio a gritos.

En la puesta de sol perfecta

en sincronía con tus ojos

en esos versos libres que adoro

como los sueños de año nuevo.

En un día como hoy

En un día como hoy

me comiste la boca a besos

me abrazabas con fuerza

y me acariciabas la cara.

En un día como hoy

paseamos cogidos de la mano

por la bruja tierra que nos parió

aquella en la que nos enamoramos.

En un día como hoy

compartimos un café en Gran Vía

donde tú me mirabas fijamente

y yo te sentía con cariño.

En un día como hoy

te ganaste mi corazón para siempre

repartiendo tus deseos y amores

diciéndonos bien alto “te quiero”.

Aniversario

Aniversario

momento placentero

de todas las cosas vividas

en nuestro interior.

Estamos juntos

acompañados el uno del otro

para lo bueno y lo malo

sin pensar en nada más.

Nos queremos

y ese es el principal motivo

la esencia que lo vale todo

que mueve el corazón.

Aniversario

sin tener que contarlos

sólo desde el punto de vista

del amor verdadero.