A por la comida

En este nuestro mundo algo no es cuestionable, la comida. Cualquier ser vivo la necesita, a ningún ser vivo se le debería negar poder llegar a ella.

A por la comida

Esta misma mañana en una de las flores de mí jardín.

Los jardines del veranito

Verano sangriento

matanza de mosquitos

las flores y sus encantos

atraen al bicherío.

Mis jardines tupidos

de un ejercito de polen

de dulce néctar que engancha

hasta las avispas asiáticas.

Y me defiendo como puedo

el calor es lo que tiene

que el río nutre a escalofríos

sus picaduras de cemento.

Ahora me rasco todo

es lo que tiene pensar en insectos

que aunque pierda una guerra

te maltratan psicológicamente.