Reflexiones arcoíris

Reflexiones filosóficas

jugando al escondite

siempre debajo de la cama

o dentro del armario.

Desaparecer sin decir nada

como cuando no había Internet

aquello que era anticuado

pero curaba el estrés.

Y si te digo la verdad

ahora todo es vértigo

vamos a tanta velocidad

que ni siquiera nos miramos.

Por eso dentro de una normalidad

quién pueda tener la emoción

de vivir felizmente a cuatro trapos

es de una envidia inimaginable.

Tu momento Pilates

Hoy me abandonas

me dices que te vas

con Pilates, Platón, Aristóteles

te faltó René Descartes.

Y busqué a Pilates

con desespero y empeño

no me sonaba de nada

ni de cuando filosofeo en el baño.

Hasta que me di cuenta

de mi gran ignorancia

de que todo no está escrito

en este mundo moderno.

Y ahora ya se de que va

lo de decirme que te vas

con Pilates de por medio

una mañana de verano.

Por el motivo de sudar

no con la lengua y la palabra

sino de darle a tu cuerpo

lo que no puedo con mi mente.