Grito

¡¡¡Aaaaaahhhh!!!

¡¡¡Aaaaaahhh!!!

¡¡¡Aaaaahhh!!!

¡¡¡Aaaahhh!!!

¡¡¡Aaahhh!!!

¡¡¡Aahhh!!!

¡¡¡Ahhh!!!

Y el suelo le saludó.

Preguntas

El -¿Te gustaría vivir una vejez conmigo?.

Ella -¿Tienes todos los dientes?.

El -¿Es importante para una relación tenerlos todos?

Ella -¿Tú qué crees?

El – ¿Podemos tener una conversación sin preguntas?

Ella – ¿Has contestado la que te hice?

El -¿Y tú has contestado la mía?.

Un funeral más tarde.

Vecina -¿Lo querías mucho?

Ella – ¿En serio me haces esa pregunta?.