Me besaste

Me besaste bajo el puente de los cristales

allí donde centramos la atención de nuestras lenguas,

tus manos se aferraban a mi cuerpo

mi mente se apoderaba de tu adrenalina.

Me besaste sentados en una cafetería

donde las albóndigas eran meteoritos errantes,

donde mis manos se escapaban a tus pechos

y tu cuello me sabia a miel de pueblo.

Me besaste en la plaza de Barcelos

allí donde nos dimos el primer beso,

donde los abrazos sonaban a música heavy

y nuestros corazones galopan en libertad.

El beso

Te besé

con el mayor de los sentimientos

como una caricia

como un susurro.

Me besaste

interpretando un sueño

como reconociendo mi rostro

como la primera vez.

Nos besamos

y creamos un mundo juntos

una eternidad a tu lado

un juramento de amor único.

Amores jóvenes

Ayer bajaba de que me arreglasen el chasis cuando pasé por delante del Sagrado y vi a una chiquilla apurada con su mochila enorme llena de libros correr por el paso de peatones, al otro lado un chiquillo le enseñaba la hora en el teléfono como recriminándole que llegaba tarde. Por un momento pensé que eran hermanos o amigos, a esas edades (de las cuales yo no era un santo, más bien diablillo inconformista y revolucionario), pero cuando se dieron un beso sencillo, en los labios si, pero lleno de cariño me emocione.

Me acorde de que yo también por su misma época tuve un gran amor, de esos amores que te dejan huella y que te marcan para siempre. Volviendo a la eterna discusión de que como el primer amor no hay otro, que el primero es el verdadero. Así que con nostalgia por unos segundos les seguí con la mirada esperando que lo de ellos llegase a buen puerto, como esas historias felices, como esos romances de toda una vida, de eses abueletes que te cuentan que llevan toda la vida juntos y se te rompe el corazón de la emoción, de lo mucho que hemos dejado algunos por el camino involuntariamente.

Los perdí de vista o simplemente mi cabeza al transportarme a otras épocas los dejo volar sin saber en la curiosidad misma de la vida como surgen estas cosas, yo se como surgió mi historia pero como nadie es igual que otro ser humano ¿cómo se forjan los primeros amores? ¿qué criterios busca el destino para unirlos?. Me entretuvo felizmente que los cuatro kilómetros que anduve luego se me hiciesen tan cortos por un detalle tan sencillo que el resto del día no pude borrar una sonrisa de mi cara. El amor si da verdaderas oportunidades espero que me vuelva a reencontrar algún día.