Menos mal que lo quieres…

Menos mal que lo quieres

En un día como hoy

En un día como hoy

me comiste la boca a besos

me abrazabas con fuerza

y me acariciabas la cara.

En un día como hoy

paseamos cogidos de la mano

por la bruja tierra que nos parió

aquella en la que nos enamoramos.

En un día como hoy

compartimos un café en Gran Vía

donde tú me mirabas fijamente

y yo te sentía con cariño.

En un día como hoy

te ganaste mi corazón para siempre

repartiendo tus deseos y amores

diciéndonos bien alto “te quiero”.

Te confieso

Cuando te veo

tengo esa sensación

me palpita el corazón

y te quiero.

Cuando te acercas

mi cuerpo tiembla extraño

me pongo nervioso y pienso

en mil maneras de amarte.

Cuando me acaricias

creo que estoy en el cielo

no hay otra manera de describir

lo que por ti siento.

Cuando me besas

se para el mundo entero

se me escapa una lágrima

no de pena, pura felicidad.