Lo que me gusta de ti II

Me enamora ver como te emocionas

cuando al pasar mi mano por tu mejilla

te digo con voz suave te quiero vida mía.

Tus cruces

Levantaste un templo
de piedras y madera,
donde rezas a un espíritu
que murió hace tiempo.

Intentas traerlo a la vida
temblando en tus venas,
traspasar su mente etérea
te pone la piel de gallina.

Lo amas y sientes quererlo
a pesar de ser un fantasma,
un ente perdido en las sombras
más allá de la orilla de tus mares.

Y no pierdes la esperanza
aquella que te da calores internos,
te dices que si no lo sueltas
todos los recuerdos regresan…