Los2

Te siento

ternura infinita

lazos de seda

amor.

Beso

atrevimiento

cariño mutuo

pasión.

Sinceridad

dulzura a mandarina

miradas

mis manos y las tuyas.

Festival popular europeo o no

Ayer acompañé a una fan (si digo otra cosa me da con la escoba) a ver el festival de Eurovisión, nos sentamos en el sofá con nuestras pipas y galletas sin azúcar (por eso de cuidar la línea que el mundo vive de estándares) y nos dispusimos a ver un espectáculo político. Fue de agradecer que empezara temprano, a eso de las veintiuna horas pero el esperpento musical acabo cerca de la una de la madrugada, la publicidad fue corta pero las votaciones se hicieron eternas. Ya se que para los seguidores más fieles y esos fans de toda la vida se les habrá hecho corto pero la calidad de las canciones era más bien floja y el “Tongo” fue mayúsculo, lo que fue políticamente correcto se cumplió inmerecidamente, pues la canción ganadora no estaba a la altura de las que competían por ganar pero hay que primar las circunstancias en el viejo continente, esos favores ridículos que no vienen a cuento y que deja a otros países a la altura de un corral de gallinas locas. Así que me he alegrado de compartir pipas con una fan (repito por motivos convenientes la llamo fan por mi seguridad corporal) pero el espectáculo ha sido lamentable por primar la política a la buena música.

Alcantarillas de la mente

En las alcantarillas de la mente

las ratas no hacen presas,

la materia gris se corrompe

por el hedor de sus mierdas.

Las fracturas que allí habitan

no tienen valor ni quilates,

a nadie le importa un cerebro

podrido aunque suave.

La locura residual

se produce en el interior de la cabeza,

todo está sin sabor ni color

no hay valoraciones ambiguas.

Pero las heridas atribuidas

a los que creen que todo va al alma,

no tienen ni idea de lo que define

el no tener el control absoluto.

Preguntas . . .

¿Es porque es guapa?

cascarrabias,

no desaproveches la ocasión

¿de qué tienes miedo?.

Tienes razón

porque no se disfrazó de cocinera,

que sean muy picantes y sabrosos

no es la cuestión ni el tema.

¿Qué locura me acabas de obligar?

enamorarme es un grito,

la razón de tus miradas

la respuesta a tu “no”.

Déjame ver

como un gorro de primavera,

¿puede ayudarme?

contigo sería muy feliz.