Lo que no mata engorda

Lo que no mata engorda

Falsa Necesidad

Me insultas

injurias dices de mi

te ríes a gusto

haciéndome sufrir.

Eres como un demonio

con piel de cordero

asomado a la figura humana

para cubrirte las espaldas.

Te gusta mentir

y hacer del engaño un arte

pero cae antes un mentiroso que un cojo

y la gente bien lo sabe.

Y con ello no tienes más atención

que un muro levantado ante ti

para que comprendas

lo alejados que estamos por fin.

A ti seas quien no seas

Necesidad

ante la soledad incorruptible,

como una muerte en silencio

que no es anunciada por nadie.

Tiempo del que no dispongo

a efectivo del que maneja los hilos,

afectado por su afán de cortar y cortar

dejarme a un suspiro.

Te necesito

para que dirijas mis palabras,

no el eco de lo que digo

sólo lo que se entienda de verdad

Resignación

nadie quiere problemas,

no hacen falta elementos extraños

nos auto eliminamos.