Morder cuello

Los leones en la guardería

de la leche más fresca

en busca de filetes dorados

sin espinas ni huesos rancios.

De garras y agarrados

la mala baba cae del mismo lado

montar en cólera no es la fuerza

que te ensucie las ganas.

Pero la pereza es tremenda

en la barriga llena

por eso lo objetivo es estadística

a la hora de morder cuello.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s