Mensaje

Mandar un mensaje

sin sentirse ofendido

es como dejar la puerta abierta

al pasar del tiempo.

Nos precipitamos

cuando no nos conocemos

pero si sirve de algo

mejor con agua templada.

Poner nuestros nombres

en toda aquella ropa de casa

es más letal que la violencia

que más inquieta.

Agradecer decisiones

cuando los votos no cuentan

parece raro y extraña

cuando no tienes hierba.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s