Amores eternos

La chica zombi

repatria mis huesos

al cementerio de zarzas

detrás de mi huerto.

Me venera y adora

y me cuenta historias de terror

me besa la calavera

a mi cuerpo le hace el amor.

Me tiene en alta estima

y cotillea con las demás

les cuenta cosas de cuando vivía

y es un no parar.

Yo espero como loco la noche

ya que en el día los vivos molestan

a que cuando canta el búho

me enamore de su alma…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s