Cosas del Diablo

El diablo compro mi tiempo

a cambio de unas monedas de oro

en esas horas comprometidas

donde me podría preguntar cualquier cosa.

Los refranes son sabios

la avaricia rompe el saco y tiene razón

al diablo no se le puede permitir

hurgar en tu corazón.

Por un valor determinado

sabe toda tu vida y tu alma entera

luego con el apego que le coge

te destruye desde dentro.

El diablo no es más diablo

si el que le deja serlo no está atrapado

si las cadenas y los barrotes no existieran

ni por mucho oro lo hubiese derrotado…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s