Hedor de ti

El mundo no todo él

se compra con el dinero

se vende al poder

a la negación de las verdades.

Intentas justificar

la mendicidad de las almas

con el no soportarte

enterrado en tus miedos.

No te entregas

ni sabes dar ya el amor

aquel del que fuiste fama

y orgullo por muchos años.

Escapas de la multitud

no te llama la vida

demasiada corrupción

mucha más rabia que dicha.

Eres veneno ante ti

y hedor a los ojos de todos

prefieres no saber de nada

a que te soplen el alma…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s