De lo bueno a lo malo

Nada he podido querer más

que aquellas noches con sabor a ti,

donde no había sábanas ni techo

sólo la arena y las rocas alrededor.

De aquel sabor a sal tan eterno

me ha quedado en la memoria todo,

los besos y los apasionados abrazos

tu manera de decir mi nombre en susurros.

Luego llega la parte oscura

donde el cielo se vuelve en llamas,

el aire te ahoga y se hace frío

no puedes sentirte vivo.

Te tiembla el corazón y el mundo

no es para divertirse,

todo lo que había sido modelico

es un freno con espinas.

Un comentario sobre “De lo bueno a lo malo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s