Alcantarillas de la mente

En las alcantarillas de la mente

las ratas no hacen presas,

la materia gris se corrompe

por el hedor de sus mierdas.

Las fracturas que allí habitan

no tienen valor ni quilates,

a nadie le importa un cerebro

podrido aunque suave.

La locura residual

se produce en el interior de la cabeza,

todo está sin sabor ni color

no hay valoraciones ambiguas.

Pero las heridas atribuidas

a los que creen que todo va al alma,

no tienen ni idea de lo que define

el no tener el control absoluto.

3 comentarios sobre “Alcantarillas de la mente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s