Aún hay esperanza

A veces pasa en la vida que hay personas que llegan para salvarte, cuando peor te encuentras, cuando te has rendido ante toda evidencia de lo mal que estás, llega un alma sensata y noble que te abre sus alas para darte una oportunidad.

Suelen ser personas que sin pedir nada a cambio te entregan una porción de vitalidad que te da ese empuje para intentar lograr tus metas, esas que sin el mínimo error de calculo son tan simples como el seguir haciendo que el corazón no deje de latir, de incluso llegar a sentir que volver al sendero del destino es algo bueno, es una aventura.

Yo he encontrado a esa persona que le ha dado un vuelco a mis sentimientos, a mi enfermedad, a mi día a día y puedo darle las gracias de muchas maneras, pero esa persona sabe todo de mí y lo que significa que esté en mi vida, por eso mi abrazo más profundo, la mayor ternura de un inocente beso, los guardare para ella por darme una vida de gato extra que no olvidaré jamás. Ojalá hubiese más personas así.

3 comentarios sobre “Aún hay esperanza

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s