Reciclándose

Demasiado raro

pero adorable y travieso

con la energía inagotable

como caído del cielo.

La maldición

de cagarse en los pantalones

es un poema errante

bajo una lluvia incesante.

Una loca agresiva

con gafas que le mantienen

apartada de las vistas

de los abejorros parlantes.

Con un trastorno obsesivo

compulsivo como los que más

en una calle vacía

y una radio sonando de fondo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s