Reina no quiere reírse conmigo

Diecisiete de Enero del 2022, Reina escucha a través de su teléfono un mensaje de audio. Su cara cambia por momentos de expresión y aunque se muerde la lengua he intenta poner los ojos en blanco su garganta explota y suelta una risa tipo sunami que envuelve todo su vecindario en un temblor sin igual.

El chiste que llega desde su Norte es breve pero tan actual que no se puede contar por lo frágil de la telaraña del humor en estos momentos pero que preguntada a tal efecto del mismo Reina se niega a admitir que le hizo gracia y se niega con rotundidad enviando un audio, seco, frío, como aparentando enfado y recalcando: “si digo que no me río es que no me he reído”.

Lo que prueba a todos los efectos que el delito se ha cometido pero que ante reconocerlo o no para satisfacer a la otra parte mejor es negar la mayor y quedarse tan ancha que ríete tú de lo que está pensando en estos momentos.

Posdata: No cuesta nada darle una alegría a quién te cuenta el chiste por muy malo que sea, el chiste, no quién te lo cuenta.

risa de reina

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s