De amores y realidades

Me abrasa el fuego de tu eternidad

en los amores recibidos y encadenados,

tu deseo de hacer de mi tu escultura

de fino mármol perdurable en el tiempo.

Y conocí a otra como tu que me amaba

y su nombre en la tierra era Muerte,

que me adoraba como su dios en su corazón

cada vez que me mataba a su antojo.

Me suele contar de amores separados

de personas que nunca se volverán a ver,

de amores prohibidos por su maldad

por las curiosidades del destino.

Y yo que le digo que conocí

la lealtad de un amor verdadero en mi ser,

se ríe caprichosa en su halo de oscuridad

y me recuerda el fuego que te consume…

3 comentarios sobre “De amores y realidades

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s