La soga

La soga

que cuelga de mi cuello

me enseña a respirar

por los poros de mi piel.

Aprieta

mas que la publicidad

en una televisión

públicamente en abierto.

Me pone morado

y me saca los ojos de las cuencas

aquellas que vieron

más allá de la muerte.

La soga

que para un día que me cuelgan

me mata

y no me lleva de paseo…

Un comentario sobre “La soga

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s