Dura realidad

Hasta los presos

gozan de más libertad

se dice mi corazón

en silencio.

No tengo vida

ni pausa en mis poros

que escupen sangre

desde sus llagas.

Soy como la peste

arrastrada a un cubil

que no tiene futuro

ni enseñanzas.

Ni la muerte ya se pasa

a darme la visita

para ella no vale la pena

conmigo perder su tiempo.

Un comentario sobre “Dura realidad

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s