No lo calles

Suspiras

entre tu corazón y tus piernas

tus deseos más ocultos

el canto del grillo.

Al igual que un gato

te ronronea como un motor

cerrar los ojos al cielo

en busca del placer más rápido.

Vuelves a suspirar

no quieres cobrarte favores

que hagan de tus piernas un puente

a un momento de felicidad.

Aunque es de ley

y de fábula entre todos los seres

lo que arde como volcán 

lo tenemos todos.

Un comentario sobre “No lo calles

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s