Aquello que era.

No me hace falta tu perdón

porque nada tan mal realicé,

quizás si he cometido un pecado

lo reconozco fue amarte demasiado.

Y tu me pides que te explique

porque me gusta bailarte al son de las olas,

los del Norte tenemos hielo en las venas

y mucha sal que es la picardía de la vida.

No soy de los que cambian

o buscan rechazos en vez de cariños,

pero lo que no puede ser es bajar al Sur

y no saborear el fruto de la pasión.

Ahora me escribes con alevosía

sin nombrar el momento pero si el tiempo,

y yo te digo que a pesar de todo

quédate.

2 comentarios sobre “Aquello que era.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s