Ya sabes que es para…

Soy aquel invitado

en el territorio de tu penar,

lastimera la tuya existencia

nunca me has sabido amar.

Egoísta y patrañera

mentirosa y codiciosa sin competencia,

me querías como un regalo

para llenar tu armario.

Llorica de monumento

como los asesinos implacables,

me arrancaste despiadada

el corazón con tus garras.

Maldita entre las malditas

la numero uno de las arpías brujas,

siempre con la rabia entre los dientes

y el olfato hacia una nueva presa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s