Nuestra locura

No quiero que me quieras como yo te quiero a ti, porque de las veces que nos hemos querido uno de los dos siempre quería sobresalir. Y no es por importunar ni pecar de indeseable pero no respondo de mis actos si me quieres en eso ganar.

Y canto como un pollo sin cabeza en la ducha, todo porque no me cortes el agua caliente cuando a ti te gusta el agua fría pero no tengo previsto darte la razón sin que me cueste mi cordura, pero es de locos sacar la basura en hora punta cuando el camión pasa cada tres días.

Pero no se como decirte que no dejes tu ropa interior por ahí tirada, que los gatos juegan con ella y hacen agujeros varios, luego no sé si es por el aire acondicionado o porque tengo la gripe pero siempre estoy estornudando todo aquello que me callo.

Así que ahora me cortas el pelo, no por ello perderé las fuerzas pero me molestan cuando en el baño me acuerdo de ti cagando. Y es que el amor es como una tortilla de patatas, no por escachar muchos huevos será más jugosa la relación.

3 comentarios sobre “Nuestra locura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s