Tus muñecos

Te sentí veneno sobre mis labios

después de abrirte de piernas para ti misma,

manipuladora coincidencia

de la labor que haces en mi conciencia.

Arpía seguridad crecida en el mismo grupo

de aquellos que no se oponen a tu látigo,

miradas desnudas con señal en directo

donde eres la presentadora y protagonista,

la que maneja los hilos de las vidas

de los que consideras tus conejillos de indias.

Un comentario sobre “Tus muñecos

Responder a Manu Merino Cancelar la respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s