Obsesión

Obsesión, ¿qué?.

Lo mejor de todo es que no me puedes decir nada

sobre el perdón.

Tengo que deslizarme

y prometer que tengo loco mi olfato por ti.

Para nada suspira el pudor

de contraerse entre abrazos y pensarlo entre licores.

No respirar por

engañarme a mi mismo.

Obsesión, ¿qué?

No interrumpas una clase por otra debilidad.

Un comentario sobre “Obsesión

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s