¡Llega el verano!

¡Me encanta el turismo rural!

Safe sex for scarecrow

Me besaste

Me besaste bajo el puente de los cristales

allí donde centramos la atención de nuestras lenguas,

tus manos se aferraban a mi cuerpo

mi mente se apoderaba de tu adrenalina.

Me besaste sentados en una cafetería

donde las albóndigas eran meteoritos errantes,

donde mis manos se escapaban a tus pechos

y tu cuello me sabia a miel de pueblo.

Me besaste en la plaza de Barcelos

allí donde nos dimos el primer beso,

donde los abrazos sonaban a música heavy

y nuestros corazones galopan en libertad.

Reloj

Reloj

partiste sin mi los segundos

que prometiste compartir,

dejándome en las horas

sombrías

de mi propio carácter.

Reloj

de campana ruidosa

me dejas fondeando tristezas,

ya no quiero compartir

tus veinticuatro horas ladronas

nunca me devuelves nada.

Reloj

que me precipitas

y ya me has puesto fecha,

tu que me has ignorado

porque no te llevo en la muñeca

añade un minuto más a tu cantinela.