No olvides que…

Si me quieres de verdad

déjame marchar al valhalla,

donde pueda volver a soñar

en los brazos de las valquirias.

Si necesitas algo de mi

no dudes pídemelo siempre,

aunque este lejos de tus latidos

yo siempre te tendré en mi.

Porque lo que nos ha unido

no desaparece en el tiempo,

lo que yo por ti he sentido

nadie podrá volver a hacerlo.