Para…

Pienso en ti como mi estrella fugaz

aquella que todas las noches me vio vivir,

que terminaba con una sonrisa mis palabras

y me abrazaba en la distancia con ternura,

que se volvía loca cuando le miraba

y usaba mis metáforas para enfado suyo,

pienso en ti como aquella musa

a la que deseaba con tanta pasión que me asustaba,

pero por la que perdería mi virginidad

rodeando tus labios con promesas eternas,

porque me sabias leer la mente y adelantarte a mi

jugando con cada segundo de mi cuerpo,

temblando por sentir tu mano sobre mi rostro

incluso el día que te vi,

Pienso en ti incluso cuando no me di la vuelta

para decirte lo mucho que me gustabas,

pero mi corazón loco romántico no tiene un hogar

por eso hoy y siempre de ti se marcha,

reconociendo que por mucho que me empeñe

tu siempre serás mi duende al que no oculto,

en mi alma siempre estarás bella dama

aunque no sepa vivir sin ti.