Tus cuidados

Me cuidas

desde la distancia

con cariño

entre abrazos imaginados.

Me besas

y calmas mi dolor

como si fuera tuyo

para hacerlo más pasajero.

Me entiendes

sabes por lo que estoy pasando

y no bajas los brazos

me quieres.

Y lo agradezco

no sabes cuanto lo hago

aunque el sufrimiento me amargue

y me robe parte de la felicidad.