Desenterrado

Desenterrado

de la ciudad de los olivos

desnudo ante ti

sin pedirte permiso.

Me abrazas

y me besas con pasión

como la primera vez

cuando estaba vivo.

Me dices que me quieres

yo sé que es verdad

si me has rescatado tu misma

no te puedes engañar.

Te amo

y lo ves en mis ojos profundos

los mismos que antaño tristes

ahora te siguen deseando.