Baile de letras

¿Dónde están mis palabras abandonadas en el vientre de una locura inocente?. Silbidos de los arrogantes cuyos nombres no son interesantes, ni para llamar la atención de los más ciegos, cultivadores todos ellos de personas civilizadas.
Bailan.
Baile de letras, discos rallados sin nombre.
Compasión.
Y creciste como una melodía en mi corazón, con tonos altos y bajos, con frecuencias que me devolvían a la vida.

Y te bese. 
Volando como una cometa en un cielo estrellado de poesías.
Me enamore.