El goteo de mis ideas

Gotean mis ojos

la sangre de mis ideas

esas que cuando no salen

no crean sentimiento.

Y la tensión baja y sube

como los aplausos fáciles

esperando que la pluma

marque una línea a no pasar.

Y como cada mente

tiene sus propias habilidades

a veces interesa cambiar

y evitar el dolor de cabeza.

Por tanto como agujero de gusano

las gotas no quedan en el suelo

más bien van a otra dimensión

en busca de mejor karma.