Suspiros y palabras

Sentí tus dulces pechos sobre mí
mientras tu corazón palpitaba sin parar,
en mi una sensación de placer
que no puedo dejar de sentir jamás,
sentir como tus piernas abrazaban
el calor de las mías en sus frenesí,
con cada movimiento rítmico
entre suspiros y palabras agradecidas.