En ocasiones…

En ocasiones me quedo viendo como pasa la noche, dejo transcurrir los minutos de mi reloj pensando en lo utópico que es volver a ser un veinteañero aventurero como lo fui en aquellos años de locura. Mi mirada se pierde en viejas canciones de Mecano y en la brisa fría que da entrada al norte que pone mi piel deseosa de las caricias de mi amada, y me vuelvo loco. Recojo un montón de fotos tiradas encima de mi enorme escritorio y finalmente decido cerrar la ventana, bajar la persiana y poner la webCam online de Sanxenxo para ver cómo la gente se divierte en el espigón mientras yo espero que mis sueños me venzan y me den la oportunidad de volver a despertarme.