Un momento

Que triste mi mundo

desde mi ventana

acompañado del atardecer

pensando en mi muerte.

Estoy cansado

de ser una espina clavada

en mi propia carne

recordando mi dolor, mi pena.