Que puedo….

 
Que puedo pensar cuando es largo el camino, y las horas caen una tras otra en silencio, en un completo vacío, sin nada de ti en el. Que puedo pensar cuando frenar o acelerar solo se puede asimilar a una metáfora del corazón, cuando el mío se ha desbocado y no tiene un firme donde precipitar su lento receso, y ni siquiera le gustaría eso, desacelerar, todo lo contrario de lo que ansía. Que decir cuando aun sabiendo tu sentir y sabiendo el mío se lucha contra los sentidos por llevar un camino separado, distinto, pero a la vez con un vértice común que se atrae cada vez más, se atrae y desea sentirse atraído. Dejar volar la imaginación, complacer al destino, rasgarse las vestiduras del amor y continuar su peso de la vida, sería justo, o podría no serlo si las dudas vuelan al compás del viento, y del tiempo. Pasaran las horas vacías y volverán las llenas como las mareas, volverá la brisa de tus palabras, volverán las gaviotas a anidar tu sonrisa, el amor, surcara la primavera y en tu corazón, mi larga espera tenga fin o no, te desea.