Simplemente…

Ana es un ser dulce

como una novela romántica

el hechizo de la luna llena

de las mariposas en el estómago.

Ana es pura ternura

su inocencia es su principal arma

compartir su tiempo enamora

es como abrirte a un mundo nuevo.

Ana no tiene prejuicios

su corazón late a diferentes velocidades

pero trata a todos como iguales

se los gana con sus palabras.

Ana es como una tormenta perfecta

te quedas embobado con su belleza

pero allá por donde pasa deja rastro

no la olvidas fácilmente.