Fuerza. . .

Llegaran días malos

y tormentas en verano

los corazones heridos

las penas del alma.

Estaremos en alarma

y confundidos cada semana

sin saber la hora o el día

ni que deparará el mañana.

Tendremos bajones

momentos de debilidad

pero no podrán nunca con nosotros

ni con los amores de verdad.

Habrá sonrisas y lagrimas

jornadas de euforia y de dolor

pero con cabeza fría y esfuerzo

olvidaremos lo que pasó.