Consejos de estar en casa

En nuestro confinamiento no podemos defender la monotonía, por eso me ha gustado la propuesta de mi pareja de hacer tres veces el amor al día. Antes de desayunar, antes de la comida y antes de la cena. Para luego llenar de energía el cuerpo y tener suficiente aguante para querernos y sentirnos oxigenando nuestros cuerpos y mentes.

Nada de comida rápida, ni congelada, disfrutar elaborando lo que vayamos a comer con tiempo, buscando el arte en la cocina que llene no sólo el paladar también la vista y de esa manera el tiempo gastado cocinando parecernos más liviano y divertido.

Muy importante, nada de televisión, deprime y te quedás más tonto y paranoico que un dinosaurio por la Gran Vía. Mejor ver alguna película o serie puntual, o leer un libro compartido que te separe de la realidad del mundo para ocupar esas horas de sofá con manta que tanto calor compartido regala y más con el frío y las lluvias de estos días.

Y como último consejo, amor, mucho amor, muchísimo amor y saber escuchar, no ser egoístas en la pareja, entrega, caricias, juegos, mimos. Ayuda a que el día a día sirva para algo hasta que los que mandan se aburran de hacer las cosas mal, dejen de permitir que la gente sufra y se pongan de verdad las pilas. Mucho animo y a cuidarse, sobre todo los que somos de riesgo, un abrazo.