Cosas de dos

Tus lágrimas son las mías

tu pena la que yo recojo para mi

tu insomnio el mío

tus preocupaciones las siento yo.

Tu vida es parte de la mía

es una conjunción eterna para siempre

avisando que como dos

todo lo que sucede se comparte.

Y todo esto como terremoto

hace que nuestros sentimientos fluyan

como parte de algo único

como cuerpos aliados.

Si nos cuidamos ambos

podremos volar bien alto

tener esa visión de conjunto

a un largo pero muy largo plazo.