Cocinando

Eres el alimento de mi alma

la que pone sabor a mi vida

la que hace que mi cuerpo tiemble

la que con seducción me saborea.

Eres ese regalo que no amarga

la tarta nupcial que es esperada

las porciones que con amor se regalan

a esos momentos intensos y esperados.

Eres mi obsesión culinaria

porque el gustarte es increíble

pero lo es aún más cuando me gustas

hasta sentir lo dulce en mis labios.

Eres el pastel de mi cama

que sin moldes y sin condimentos

me ganan con naturalidad y fantasía

cocinando tu nombre en mi alimento.