Mis horas y las tuyas

Y las horas se nos pasan volando

sin darnos cuenta de ello

de cuan felices tenemos los corazones

cuando estamos cerca.

No hay mejor remedio

para las distancias y encierros

que el amar y ser amado

sin restricciones ni condiciones.

Porque cuando lo disfrutas

y sientes que te vuelve la vida

no apagues el motor que lo enciende

deja que todo fluya.

Nunca se sabe en que momento

cuanto se echara de menos

estos momentos que van deprisa

pero que se quedan para siempre.