Atropello

El amor

que yo te tengo

vale mil y un atropellos.

Amarte como te amo

vale la pena

aún con las venas marcadas.

Quererte como te quiero

es algo que va más allá

imperecedero.

Pero cariño mío

si te quiero y te amo tanto

no me aplastes el pie.