Un nuevo día amor

Amor mío:

Al recibo de esta carta espero que estés bien, siendo la mayor prioridad para mi tu bienestar y felicidad. Quiero contarte amor que hoy ha sido un día lleno de altos y bajos, incluso de blancos y negros amén de algún elfo gris que se ha colado en la ecuación, resaltare con ello que los momentos en los que no estamos juntos se me hacen vacíos, insustanciales.

He tenido tiempo entre las subidas y bajadas, a esos sitios donde recolectar estrellas fugaces para hacerte una pulsera con tu nombre, de pensar en lo nuestro. Y estoy convencido de que te amo. Puedes preguntarme la próxima vez que nos veamos porqué así lo siento cuando la última vez sólo te quería y es que las horas que caen como espadas sobre mi mente no dan tiempo a demorar un corazón crecido, las ganas locas de seguir disfrutando a tu lado de esta aventura llamada vida.

Eres lo más hermoso que ha parido esta tierra, combinas en ti misma todas las esencias de nuestra tierra meiga, de todo lo que nos rodea, el mar, la montaña, los campos, el carácter, la sensibilidad, la belleza, el sabor y el sentimiento de que nada ni nadie con más firmes convicciones que tu pueden llegar a querer con tanta fuerza como lo haces, como me encanta, como me gustas.

Por hoy mi vida dejo esta carta, pero sin cerrarla, pues cada día ira sumando líneas, creara páginas para que cuando yo esté en mis combates con la vida tu no me eches de menos y sepas que como siempre te estaré amando como un viejo loco en una cueva donde tus besos, tus caricias y tus letras lo llenan todo.

Te quiero.